|  Últimas noticias: 
www.edicionesindustriagrafica.com
                       

~ Entrevista ~

Sascha Ammesdoerfer, Director de unidad de negocio de Videojet

02-07-2018

“Nuestros sistemas ofrecen el doble de rendimiento sin duplicar el nivel de inversión”

Sascha Ammesdoerfer, Director de la unidad de negocio de láser de Videojet Technologies, responde a una serie de preguntas sobre codificación y marcado con tecnologías láser.

¿Cuáles son las principales tendencias que ha visto en los últimos 12 meses?

Lo que estamos observando es una continuación de los retos existentes; en particular, la necesidad de los fabricantes de codificar más información por producto sin que se reduzca la velocidad de la línea de producción. El sector farmacéutico y el del tabaco, en los que se requiere una serialización exclusiva del producto, son buenos ejemplos de esto. Cada caja, cada producto tiene su propio código en 2D, número de serie e identificador único, que deben aplicarse en entornos de producción de alto rendimiento.

Los sectores de alimentos y bebidas también han apreciado una mayor demanda de códigos QR en 2D. Los clientes escanean los códigos, a menudo utilizando un teléfono móvil, y estos pueden proporcionarles, entre otras muchas cosas, información sobre la procedencia de los ingredientes. Por ejemplo, el código QR de un paquete de muslos de pollo puede proporcionar información sobre el productor, el origen de las aves y donde se han procesado. Estos códigos pueden utilizarse para realizar un seguimiento de la ingesta de calorías y otra información nutricional. Además, permiten a las marcas interactuar directamente con los clientes. En 2016, por ejemplo, Nestlé se asoció con Google para incluir códigos QR en su famosa chocolatina KitKat para que los clientes pudieran ver vídeos de YouTube cuando se tomaran un respiro.

Como proveedores de sistemas de codificación y marcado, seguimos presentando productos que no solo puedan cumplir con los requisitos de alta velocidad de los fabricantes, sino que también sean capaces de ofrecer los niveles de gestión de datos necesarios para garantizar que se pueda realizar el seguimiento de los productos a lo largo de la cadena de suministros. Para las tecnologías láser, hemos desarrollado una amplia gama en distintas salidas de potencia, diseñada para satisfacer un amplio abanico de sustratos y aplicaciones.

Sascha Ammesdoerfer, Director de unidad de negocio de Videojet

¿Las tecnologías láser son superiores a los sistemas de inyección de tinta?

Realmente depende del sustrato o del producto en cuestión. Existen áreas dentro del sector farmacéutico, por ejemplo, en las que la inyección de tinta continua (CIJ) y la inyección de tinta térmica (TIJ) son iguales que los láseres. Las impresoras de inyección de tinta pueden imprimir a velocidades muy rápidas, por ejemplo. La principal diferencia es que las impresoras láser, a diferencia de las de inyección de tinta, no tienen el lastre de los consumibles, como tintas y disolventes, por lo que no hay importantes costes continuos asociados con el uso de los codificadores láser. Además, los códigos impresos utilizando tintas y fluidos a veces se pueden emborronar o distorsionar, lo que imposibilita su lectura en las siguientes fases de la cadena de suministros. La ventaja inherente del láser es que los códigos producidos son permanentes, puesto que se han creado efectuando un cambio material físico en el sustrato.

Uno de los temas recurrentes que hemos observado en el entorno de fabricación es la "necesidad de velocidad". ¿Cómo han ido tratando las solicitudes de una mayor producción?

Hace poco, al final de 2016, lanzamos nuestros marcadores láser 3140 y 3340. Estos sistemas han aumentado la velocidad de la información que se codifica en los productos entre un 50 % y un 60 %, al tiempo que doblaban la potencia informática y la capacidad de intercambio de datos.

Las configuraciones disponibles nos ofrecen la flexibilidad de cubrir las necesidades de integración física de las líneas de envasado específicas y las opciones de espacio de marcado ayudan a garantizar que podemos ofrecer el rendimiento de marcado que necesitan nuestros clientes. Asimismo, hay tres longitudes de onda disponibles, lo que significa que los nuevos láseres de CO2 pueden marcar en varios sustratos, entre los que se incluyen las botellas de PET, las etiquetas de plástico, los cartones laminados y una serie de materiales de plástico habituales en los envases para bienes de consumo.

Si examinamos el posicionamiento de estos sistemas en el mercado ahora mismo, estamos compitiendo contra unos 60 sistemas de otras marcas en todo el mundo. Lo que diferencia a las tecnologías de Videojet es que podemos ofrecer niveles de rendimiento que aumentan enormemente en el mismo rango de precio. Fundamentalmente, nuestros sistemas ofrecen el doble de rendimiento sin duplicar el nivel de inversión.

¿Cómo ayuda el láser a los fabricantes a mejorar la productividad?

El láser tiene la ventaja intrínseca, como hemos mencionado anteriormente, de que no utiliza consumibles. La relación directa con la productividad es que los operadores no tienen que ir al sistema una vez al día o cada dos o tres días para realizar tareas rutinarias relacionadas con las tintas y los disolventes, limpiar las boquillas, etc. Si usted es un fabricante pequeño con un solo turno de trabajo, puede que no sea una preocupación importante, pero tan pronto como tenga una línea de producción de alta velocidad (operaciones ininterrumpidas que implican volúmenes extremadamente altos) tendrá que realizar un seguimiento estricto del tiempo de funcionamiento y del tiempo de inactividad no programado para garantizar que se alcance la máxima productividad. El láser, en comparación con cualquier otra tecnología de codificación y marcado, ofrece un elevado tiempo de funcionamiento, puesto que no es necesario tocarlo durante largos períodos de tiempo.

El mantenimiento también es muy limitado. Es posible que haya que limpiar los filtros y las lentes cada par de meses, pero los fabricantes pueden programar estas actividades para que no coincidan con la producción. En la mayoría de los casos, un codificador láser puede funcionar durante unos dos años sin tener que sustituir piezas ni realizar operaciones de mantenimiento. A menos que le enseñe al sistema un nuevo trabajo para un producto nuevo, este funcionará sin tocarlo durante mucho tiempo.

¿La normativa de los últimos años ha generado cambios en la codificación por láser?

El sector farmacéutico es una de las principales áreas donde esto tiene un impacto importante. Hoy en día, especialmente en Europa, la tendencia de las normativas es tener un código único serializado en cada producto que tenga un código en 2D y de cuatro a cinco líneas de texto legible único. Estos requisitos han ampliado claramente los límites de lo que podíamos hacer antes; por lo tanto, hemos desarrollado y lanzado nuevos codificadores láser para asegurarnos de que tenemos suficiente potencia y velocidad como para satisfacer todos los requisitos sin que se vea afectada la productividad. Aunque la legislación no exige necesariamente que se use el láser, en las aplicaciones en las que se requieren códigos permanentes o en las que una línea produce el mismo producto de manera uniforme en grandes volúmenes, los clientes tienden a decantarse por esta tecnología.

Los fabricantes buscan cada vez más mejorar sus cifras de coste total de propiedad y obtener el mejor retorno de la inversión. ¿Cómo puede ayudarles el láser a lograr estos objetivos?

La inversión inicial es mayor con un láser, pero para aquellos fabricantes que tienen en cuenta una perspectiva más amplia las ventajas ofrecen un valor considerable. Si se piensa en el coste de un codificador láser en un período de cuatro a cinco años, debido a la ausencia de consumibles, es posible ponerle fin incluso en una fase muy temprana, normalmente de uno a dos años. El coste de las tintas y los disolventes durante este período, junto con el desembolso inicial para una impresora de inyección de tinta, puede superar muy pronto el desembolso asociado a una láser.

La pregunta es: ¿el cliente se preocupa más porque la inversión inicial sea muy baja, al tiempo que es consciente de los continuos costes relacionados con los consumibles, o acepta un mayor coste inicial, sabiendo que el único coste continuo será el de la electricidad? En general, las impresoras láser pueden ofrecer un mayor tiempo de funcionamiento y un menor coste total de propiedad si el cliente está preparado para realizar una mayor inversión de capital al principio.


Artículos relacionados

Videojet moderniza la codificación y el marcado de suministros con IQMark™
Videojet lanza una solución práctica y flexible de control remoto de láser
Bob Neagle, Director de la Unidad de Negocio Global Videojet
Serialización: la codificación y el marcado son primordiales para la preparación
Videojet lanza la siguiente generación de impresoras por transferencia térmica (TTO)
Videojet lanza el nuevo sistema 3640 de marcado por láser de CO2 más rápido
Videojet redefine el futuro de la tecnología de inyección de tinta continua
Videojet presenta cuatro nuevos productos en Interpack
Videojet amplía la gama de tintas para su impresora de inyección de tinta térmica (TIJ) 8610
Videojet aumenta la productividad y la eficacia gracias a la nueva gama de láseres de CO2

~ Revista ~


Impremprés - 423
Julio / Agosto 2018

~ Destacado ~

Especial HISPACK 2018

Especial FESPA 2018

Especial C!Print 2017

Suscripción revista

Suscripción boletin

~ Publicidad ~

cloud4printers.com

www.onlineprinters.es

www.mullermartini.com

www.pixartprinting.es

www8.hp.com

www.robatech.com

© 2001-2018 Ediciones Industria Gráfica - Todos los derechos reservados
Aviso legal | Política de privacidad